Bellreguard (Valencia)

Este deslinde se inició poco tiempo después de la reforma de la ley de costas de 2002, que entre otras cosas modificó su artículo 12 a fin de que los expedientes de deslinde quedasen resueltos y notificados a los interesados en el plazo de veinticuatro meses.

Cuando se acercaba el límite, el propio jefe de Dominio Público de la Jefatura de Costas de Valencia alertó a la DGC sobre la proximidad del vencimiento del plazo, pero allá arriba no hicieron caso y el expediente se resolvió muy fuera de tiempo.

Por supuesto que el Abogado del Estado se opuso a la demanda argumentando que la institución de la caducidad no es de aplicación a los deslindes, pero la Audiencia Nacional dio la razón al demandante y la sentencia se consolidó como un precedente judicial para otros casos de caducidad.

ENLACE A LA SENTENCIA DE LA AUDIENCIA NACIONAL

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 19.27.58

PRENSA

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 19.07.46

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 19.12.41

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 19.14.11

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 19.09.49

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


6 − five =