Alcocebre (Castellón)

El poblado turístico de Alcocebre, perteneciente al municipio de Alcalá de Chivert, está en pleno desarrollo, y hierve de intereses urbanísticos. La Demarcación de Costas tramitó un expediente de deslinde poco claro, que parecía, al menos en parte, servir de apoyo para la construcción de un paseo marítimo, algo que no tiene nada que ver con los fines que la ley asigna al deslinde del dominio público marítimo terrestre.

J. Ortega, junto a su compañero Jorge Selma, formuló recurso contencioso administrativo contra la aprobación de este deslinde, y consiguió de la Audiencia Nacional sentencia estimatoria. La sentencia declara la nulidad del deslinde en toda su extensión, lo que ha acarreado consecuencias insospechadas, puesto que las determinaciones del Plan de Ordenación Urbana de Alcalá de Chivert habían incorporado las determinaciones del deslinde, y de aquí que la validez de las propias normas urbanísticas ha quedado en entredicho.

Lo curioso del caso es que el deslinde tenía más de quince kilómetros, y por lo tanto afectaba a un número abrumador de familias, pero el cliente era un único vecino. Donde fracasaron los recursos deducidos por colectivos y grupos inmobiliarios, triunfó el de un único ciudadano que confió en el derecho, y que fue capaz de llegar muy lejos con la única herramienta de la ley.

Un solo ciudadano fue capaz de tumbar al aparato. Se trata de un ejemplo aleccionador que nos anima a confiar en la ley y la justicia, y a seguir ejercitando los derechos, para que no se atrofien.

VINCULO PARA DESCARGAR LA SENTENCIA

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 19.40.14

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− 2 = two