DECONSTRUYENDO LA COSTA (BONITO EPISODIO DEL ESCARABAJO VERDE)

@abogadodelmar

Me sobresalté al encontrarme con una cámara de TV y un micro con pertiga, todo apuntando hacia mi, nada más salir del pequeño aeropuerto de La Palma, donde los aterrizajes en el pequeño Binter, mientras el cacharro se aproximaba a la reducida  explanada en una ladera rodeada eevplataneras, siempre me había llevado un aroma de aventura.

No es una pose: Es que venía de meterme en líos en otra isla y ya no me acordaba de que EL ESCARABAJO VERDE venía conmigo para filmar todos mis pasos.

Excesivo para mí: Se lo tomaron tan en serio que estuvieron grabando el solemne momento de mi inscripción en el hotel, y su intención era meter la cámara dentro de la habitación para capturar yo no sé qué momentos. Muy halagador para los egos flotantes pero para mí lo que digo: Excesivo.

Lo de la habitación no se hizo por falta de tiempo pero se desquitaron poniendo el trípode mientras me tomaba un café con Efrain en Santa Cruz antes de visitar al Presidente del Cabildo,l. De todo esto,  lo importante fue la reunión con los pobres vecinos de la Bombilla, unas cuatrocientas familias amenazadas con el derribo de sus aún más pobres chabolas.

También tuve ocasión de maldecir un poco en una entrevista  por la mañana, al salir del Cabildo, y eso fue todo.

EL ESCARABAJO VERDE volvió a llamarme algún tiempo después, cuando me puse borde con CAIRN ENERGY, la multinacional petrolera que quería cultivar hidrocarburos en el Golfo de Valencia. Me hicieron viajar a Castellon para grabar una entrevista que luego no emitieron. No es que la recortaran: Es que no la enitieron. Pero en fin, esto es algo que no importa.

Esos años fueron para mí extraordinariamente mediáticos. Cosas como ésta me pasaban continuamente con televisiones de Europa y de aquí. Fue una especie de extraño y no esperado fogonazo de fama que, aunque agradable, yo nunca había buscado. Todo lo que hacía era luchar y mientras vivía concentrado en la lucha de vez en cuando me venía a ver una tele, incluyendo una cadena de Bulgaria interesada en producir un documental sobre lo mal que se habían hecho las cosas en España para lo repetir ellos en su incipiente desarrollo turístico en el Mar Negro.

Todo eso estaba muy bien y era muy majo. Iba saltando de isla en isla y en todas partes me recibían como una especie de héroe popular. Una vez hice un periplo Las Palmas/La Palma/Palma. Allí, en Mallorca, llené un teatro y todo era genial y estupendo.

Hace algunos años que esa fase de mi vida ha terminado y esto no me produce ni un poco de melancolía. No echo de menos la atención de los medios de comunicación porque cuando la tenía no la buscaba ni la necesitaba. Era simplemente algo que sucedía.

La vida parece ser que de va construyendo en episodios , épocas o fases y ahora toca otra cosa. Lo de entonces estaba muy bien y lo de ahora también.

He dicho!

Jose Ortega 

Abogado

www.costasmaritimas.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


five × 2 =